Documento sin título

Rev Cuid 2016; 7(2): 1352-7
doi: http://dx.doi.org/10.15649/cuidarte.v7i2.319

ARTÍCULO DE REFLEXIÓN

 

PATRÓN DE CONOCIMIENTO SOCIO-POLÍTICO EN ENFERMERÍA: REFLEXIONES CONCEPTUALES

PADRÃO DE CONHECIMENTO SÓCIO-POLÍTICO NA ENFERMAGEM: REFLEXÕES CONCEITUAIS

PATTERN OF SOCIO-POLITICAL KNOWLEDGE IN NURSING: CONCEPTUAL REFLECTIONS

 

Jhon Henry Osorio Castaño1


1Magíster en Epidemiología. Estudiante de Doctorado en Enfermería. Facultad de Enfermería. Universidad de Antioquia. Medellín, Colombia. Autor para Correspondencia. E-mail: jhenry.osorio@udea.edu.co

Histórico
Recibido: 16 de Diciembre de 2015
Aceptado: 26 de Abril de 2016

Cómo citar este artículo: Osorio-Castaño JH. Patrón de conocimiento socio-político en enfermería: reflexiones conceptuales. Rev Cuid. 2016; 7(2):1352-7.http://dx.doi.org/10.15649/cuidarte.v7i2.319

© 2016 Universidad de Santander. Este es un artículo de acceso abierto, distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution (CC BY-NC 4.0), que permite el uso ilimitado, distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que el autor original y la fuente sean debidamente citados.


RESUMEN

Introducción: Los patrones de conocimiento en enfermería son las formas de dar respuesta a diversas preguntas y problemas que surgen en la disciplina. Seis han sido los patrones de conocimiento identificados en enfermería. El empírico, estético, personal, ético propuestos por Barbara Carper; el socio-político por Jill White y el emancipatorio por Peggy Chinn y Maeona Kramer. Materiales y Métodos: Artículo de reflexión acerca del patrón de conocimiento socio-político a partir de la revisión teórica de los elementos conceptuales de expresión y credibilidad expuestos por Chinn y Kramer y desde las cuestiones epistemológicas y ontológicas propuestas por Mary Silva. Resultados: Este patrón de conocimiento comprende ciertas características específicas que le permiten diferenciarse claramente de otros eludiendo su inclusión en el patrón empírico tal como ha sido propuesto por otras autoras. Discusión y Conclusiones: La enfermería encuentra en el patrón de conocimiento socio-político el camino para avanzar y garantizar su permanencia como disciplina que aporta un beneficio a la sociedad al contemplar el contexto como una oportunidad de visibilización y expresión.

Palabras clave: Conocimiento, Enfermería, Política, Salud. (Fuente: DeCS BIREME).
http://dx.doi.org/10.15649/cuidarte.v7i2.319


RESUMO

Introducao: Os padrões de conhecimento de enfermagem são formas de responder a questões e problemas que surgem na disciplina. Seis padrões foram identificados no conhecimento de enfermagem. O empírico, estético, pessoal, ética proposta por Barbara Carper; sócio-política por Jill White e emancipatório por Peggy Chinn e Kramer Maeona. Materiais e Métodos: Artigo de reflexao sobre o padrão de conhecimento sócio-político a partir da revisao teórica dos elementos conceituais de expressão e credibilidade expostos por Chinn e Kramer e das questões epistemológicas e ontológicas propostas por Mary Silva. Resultados: Este padrão de conhecimento inclui certas características que lhe permitem se diferenciar claramente de outros, evitando a sua inclusão no padrão empírico como foi proposto por outros autores. Discussão e Conclusões: A enfermagem encontra no padrão de conhecimento sócio-político o caminho a seguir para garantir a sua permanência como uma disciplina que fornece um benefício para a sociedade e contempla o contexto como uma oportunidade para a visibilidade e expressão.

Palavras chave: Conhecimento, Enfermagem, Política, Saúde. (Fonte: DeCS BIREME).
http://dx.doi.org/10.15649/cuidarte.v7i2.319


ABSTRACT

Introduction: Patterns of nursing knowledge are ways of responding to questions and problems that arise in the discipline. Six patterns have been identified in nursing knowledge. The empirical, aesthetic, personal, ethical proposed by Barbara Carper; Jill White 's socio-political and emancipatory by Peggy Chinn and Kramer Maeona. Materials and Methods: Reflection article about the pattern of socio- political knowledge from the conceptual elements of expression and credibility exposed by Chinn and Kramer and from the epistemological and ontological questions proposed by Mary Silva. Results: This pattern of knowledge includes certain features that allow clearly differentiate, avoiding their inclusion in the empirical pattern as has been proposed by other authors. Discussion and Conclusions: Nursing finds in the pattern of socio- political knowledge the way forward and ensure their permanence as a discipline that provides a benefit to society to see the context as an opportunity for visibility and expression.

Key words: Knowledge, Nursing, Politics, Health. (Source: DeCS BIREME).
http://dx.doi.org/10.15649/cuidarte.v7i2.319


INTRODUCCIÓN

Conocer de acuerdo a Chinn y Kramer1, es percibir y entender el mundo. La percepción y el entendimiento se dan como resultado de múltiples interacciones con diversas fuentes de conocimiento. Los caminos que moldean la acción de conocer se dan a partir2, de la experiencia, de las propias reflexiones, de la observación, de los libros y de lo que se aprende de otros.

Por su parte, el conocimiento2, se refiere al producto del conocer que puede ser expresado y comunicado a otros y3, es la base que estructura una acción o un camino para ser.

De otro lado4, un patrón puede entenderse como una serie de elementos referidos a los hechos que son recurrentes y previsibles y por lo tanto permiten dar estructura, convirtiéndose en un punto de referencia o modelo. Por lo tanto, un patrón de conocimiento puede hacer alusión a los aspectos asociados a la percepción, observación, experiencia y comprensión que se repiten y reconocen con anticipación mediante señales las cuales se convierten en una referencia que permite aprehender y comunicar un objeto para favorecer la acción.

Los patrones de conocimiento en enfermería según Clements5, representan una forma de valorar diversas preguntas y problemas que surgen con la práctica. Permiten indicar que la disciplina es más que técnica y contribuir a su desarrollo es un compromiso de todos los profesionales.

Seis han sido los patrones de conocimiento identificados en enfermería. Bárbara Carper6, identificó en 1978 cuatro patrones denominados empírico, estético, personal y ético. Posteriormente, Jill White7, en 1995 adicionó un quinto patrón denominado socio-político y Chinn y Krammer1, en 1999 incluyeron el patrón emancipatorio.

De acuerdo a Carper6, el patrón de conocimiento empírico se ha establecido como la ciencia de enfermería ya que este permite generar teoría y en él hay cabida para los diferentes paradigmas de investigación,  el estético como el arte de la disciplina visible en las acciones, las actitudes y las interacciones, el personal como la comprensión de sí mismo y el patrón ético como el componente moral. El patrón de conocimiento socio-político ha sido propuesto por White7, como el contexto de enfermería y el emancipatorio ha sido propuesto por Chinn y Krammer1, como la conciencia de justicia y equidad en la profesión.

Teniendo en cuenta el panorama conceptual anterior, el objetivo de este artículo es reflexionar acerca del patrón de conocimiento socio-político en enfermería a partir de los elementos epistemológicos, de expresión y credibilidad y desde la aplicación práctica que permitan; contrario a otras posturas, diferenciarlo de patrones como el empírico y el emancipatorio.

MATERIALES Y MÉTODOS

Artículo de reflexión acerca del patrón de conocimiento socio-político en enfermería a partir de la revisión conceptual y teórica de la propuesta de White y las diferencias con los patrones emancipatorio y empírico, principalmente por ser considerado el patrón socio-político por algunos autores como adjunto al patrón empírico y por compartir con el patrón emancipatorio el contexto como espacio para su consolidación.

Se realizó un análisis del patrón teniendo en cuenta dos de las cinco dimensiones propuestas por Chinn y Kramer1, la expresión formal entendida como la manera en la que esta dimensión del patrón se expresa de forma integrada en la práctica y el proceso de credibilidad como los caminos en que se comparten y se presenta el patrón para ser autenticado; y la pregunta epistemológica  de Silva acerca de cómo se llega a conocer lo que se conoce.  

Adicional a los textos clásicos de White y Durán de Villalobos, se realizó una búsqueda de artículos relacionados con el patrón socio-político sin restricciones de fecha en las bases de datos de LILACS y PUBMED que permitieran tener una idea de lo que se ha escrito sobre este y retomar algunos elementos que favorecieran darle consistencia a lo escrito en el artículo. Se identificaron 8 artículos relacionados con patrones de conocimiento en general, pero solo dos de ellos escritos en Brasil, reflexionan sobre el patrón de conocimiento socio-político desde lo que debe saber un profesional de enfermería acerca del patrón y como puede favorecer la emancipación de la profesión al modificar las condiciones de trabajo.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Elementos epistemológicos del patrón de conocimiento socio-político.

Según Duran8, el patrón de conocimiento socio-político hace parte del conocimiento empírico, afirmación que puede llevar a diluir y a limitar su desarrollo, expansión y aplicación.

El patrón de conocimiento socio-político para White7, se entiende como el conocimiento del contexto de la enfermera y el paciente y el contexto socio-político de la enfermería como práctica profesional incluyendo el entendimiento de la sociedad de enfermería y el entendimiento por parte de enfermería de la sociedad y sus políticas. De acuerdo a White7, este patrón no se considera tan inmediato en la relación enfermera-paciente como los cuatro patrones descritos por Carper, ya que sitúa a la práctica de enfermería en contextos más allá de los institucionales.

Siguiendo a Silva y otros9, este patrón socio-político responde a dos preguntas epistemológicas esenciales: ¿Cómo se llega a conocer el contexto del paciente? y ¿Cómo se conoce el contexto de la enfermería? No obstante queda la inquietud ontológica ¿cuál es el sentido del contexto para el paciente y la enfermera? probablemente esta cuestión ontológica requiera de una reflexión que supera el atrevimiento conceptual de este escrito, pues de acuerdo a Bonis10, este patrón de conocimiento ha sido ofrecido como sugerencia para explorar cuestiones ontológicas del ser.

Al acercarse a las cuestiones epistemológicas de este patrón de conocimiento, sería sensato contemplar su separación del patrón empírico dado que la ciencia y el sentido de la misma pueden verse afectadas por el conocimiento del contexto. Es decir, el desarrollo de la ciencia y específicamente de la ciencia de enfermería requiere del conocimiento de elementos contextuales tales como la disponibilidad de recursos financieros y logísticos derivados de políticas investigativas institucionales, locales o nacionales; accesibilidad a fuentes de información (sujetos de estudio), claridad sobre vacíos de conocimientos teóricos y prácticos, necesidades reales y potenciales de los sujetos de atención en todas sus dimensiones y desde lo individual, pasando por lo familiar y lo colectivo. Desconocer estos contextos o conocerlos parcialmente incide negativamente en el avance científico, pero la forma de conocerlos difiere de la forma en que se conoce lo empírico.

El patrón de conocimiento empírico busca explicar los fenómenos de interés para la disciplina a través de diversos métodos y enfoques investigativos; es decir, responde epistemológicamente de acuerdo a Silva y otros9, ¿cómo se logra conocer lo conocible?; pero este lograr conocer no podría llegar a darse si no existiera una política investigativa en las universidades y en las instituciones, si la enfermería no fuera reconocida como una disciplina, si los profesionales no conocieran los contextos en los que se da el proceso de salud-enfermedad y las experiencias de salud de las personas.

Así entonces, las formas de conocimiento empírico y en su misma medida la investigación tienen una fuerte relación con las formas de conocimiento del contexto, pero no son iguales porque el desarrollo y consolidación científica requiere inicialmente conocer cuáles son los contextos (personal, familiar, colectivo; local, regional, nacional; servicio, departamento, institución) en los que se puede dar el proceso de conocer.

Lo que hace que la investigación en enfermería se desarrolle y avance es el sentido social de la disciplina pero a su vez las estructuras políticas que determinan el trascurrir de la misma. Por lo tanto, en la medida en que los profesionales de enfermería se hacen conscientes del conocimiento del contexto y de las oportunidades que brinda la política como mediador de cambios, este patrón de conocimiento se convertirá en un potenciador de la práctica y la investigación enfermera.

Otro aspecto a abordar es la diferenciación del patrón socio-político con el patrón de conocimiento emancipatorio debido a que este último utiliza en su conceptualización el contexto, lo social y lo político. Al realizar una lectura más detenida, Chinn y Kramer1, proponen que este patrón de conocimiento llama la atención sobre la injusticia y la desigualdad derivada de poderes imperantes y favorece la libertad de las instituciones y los contextos que sostienen ventajas para algunos y desventajas para otros. Como puede leerse entre líneas este patrón emancipatorio envuelve el conocimiento del contexto para avanzar en las relaciones equitativas y eliminar todas aquellas situaciones que favorecen unas relaciones de poder arbitrarias y subyugadas.

El patrón emancipatorio busca favorecer al usuario de los servicios de enfermería y de salud y a la misma enfermera en el logro de la justicia y la equidad a diferencia del patrón socio-político que centra su interés en el conocimiento de los elementos del contexto y políticas que delimitan, favorecen, limitan o perpetúan experiencias en salud de los seres humanos y la práctica de enfermería. Sin embargo, se propone que el desarrollo y aprehensión de un conocimiento socio-político permite, integra y promueve un conocimiento emancipatorio, cumpliendo de esta manera la afirmación hecha por Durán2,  que cada patrón de conocimiento aporta de forma integrativa a la disciplina y que ninguno aislado o visto de forma exclusiva favorece el desarrollo y la práctica de enfermería.

Expresión y credibilidad del patrón de conocimiento socio-político

Como menciona Durán2, cada patrón de conocimiento tiene una forma de expresión que no es igual a los demás, pues lo que se conoce en cada uno es diferente. A pesar de ser claras las formas de expresión de los patrones propuestos por Carper; no pasa lo mismo con el patrón socio-político.

Así entonces, podría considerarse que el patrón de conocimiento socio-político puede tener como formas de expresión las normas para el desarrollo de la profesión y de la disciplina específicamente el diseño y aprobación de leyes en enfermería, elaboración de políticas institucionales para la práctica, políticas de formación y educación, participación en la elaboración de proyectos de ley de transformación de los sistemas de salud, participación y propuestas de cambio en la entrega de los servicios de salud y de enfermería en los diferentes niveles de atención, la proposición de modelos, planes, programas y proyectos de salud que favorezcan y tengan en cuenta el contexto en el que se da el continuo de las experiencias de salud de los seres humanos7, la identidad cultural, el lenguaje y la conexión con la tierra.

En palabras de White7, este patrón debe hacer que la enfermera cuestione los supuestos que se dan por sentado acerca de la profesión, la disciplina y la práctica en términos sociales, académicos y científicos; así como las políticas de salud que pueden traducirse en planes, programas y proyectos.

Adicionalmente, Chinn y Kramer1, proponen otras dimensiones asociadas a cada patrón de conocimiento; una de estas es la credibilidad o proceso de autenticación. Cada patrón tiene asociada su dimensión de credibilidad; así, para el patrón empírico es la confirmación y validación; la crítica y la apreciación lo son para el patrón estético; la reflexión para el personal; la justificación para el patrón ético y el empoderamiento, la equidad social y sostenibilidad para el patrón emancipatorio. Pero, si se ha manifestado la diferencia y separación del patrón socio-político del empírico y del emancipatorio, ¿cuál o cuáles serían entonces los métodos para determinar su credibilidad?

En su escrito original, White no conceptualizó su patrón de conocimiento bajo estos “estándares” pero brindó algunas claves para definir su método de credibilidad. Igualmente, Braga11, en sus reflexiones acerca de este patrón de conocimiento, hace mención de forma indirecta al método que podría utilizarse. Es de aclarar que esta abstracción del método, al igual que el patrón de White se constituye en una propuesta que puede y debe ser posteriormente redefinida, mejorada o en caso contrario, anulada por carecer de sentido a la luz de otras visiones.

De acuerdo con White7, la voz visible de la enfermería en la planeación, las políticas y la toma de decisiones en torno a los aspectos relacionados con la salud y la misma enfermería, requiere primero una articulación del conocimiento y de la práctica; y segundo, un reconocimiento del inventario de recursos que se tienen para contribuir al debate. A partir de esta reflexión podría proponerse que el método para determinar la credibilidad del patrón de conocimiento socio-político es la participación.

Aunque el concepto de participación puede ser definido de múltiples formas, proveer imprecisiones y ambigüedades y adquirir diferentes sentidos si se considera como fin o como medio; existen dos definiciones que tienen una conexión con lo descrito por White; una de ellas es de Viche “la actitud de solidaridad, de diálogo y de preocupación por la gestión de la vida colectiva”12, y la otra es De Schutter “la actividad organizada por parte de un grupo, con el objeto de expresar necesidades, demandas, defender intereses comunes, e influir de manera directa en las diferentes estructuras de poder para así ganar poder político”13.

Teniendo en cuenta estos elementos conceptuales podría entonces indicarse que la participación es el método más tangible e integrador de la credibilidad del patrón socio-político. Es importante anotar, que se requerirán otros análisis y reflexiones posteriores para la construcción conceptual de la participación como método para la credibilidad y promover la expansión del patrón de conocimiento socio-político; por ejemplo, como materializarlo y cómo lo haría enfermería.

Implementación del patrón de conocimiento socio-político a la práctica de enfermería

Es claro que el conocimiento debe favorecer la acción y en este sentido, un incremento del mismo debería, en teoría, favorecer una acción más reflexiva, consiente, fundamentada, comprensiva, transformativa y por supuesto, más propositiva. En consecuencia, un incremento en el conocimiento socio-político permite entender14, cuándo y cómo actuar en relación con los contextos de la enfermería que no solo involucran la práctica, la investigación, docencia y gestión, sino también, los espacios donde se viven las experiencias de salud, que son influenciados por aspectos culturales, históricos, económicos, sociales y políticos.

Pero para saber cuándo y cómo actuar se deben tener en cuenta dos situaciones fundamentales. Primera, la identificación de los problemas y la delimitación de los mismos en los diferentes contextos y posteriormente14, en la identificación de los factores que influencian estos problemas en un contexto específico. Segunda, la participación cualquiera sea su forma como camino de visibilización de la voz y de la opinión, traducidas en aportes transformativos como resultado de la integración de los conocimientos científicos, estéticos, éticos, personales y por supuesto, emancipatorio.

El patrón socio-político requiere15, habilidades de comunicación, movilización y liderazgo que se enmarcan en la participación, las cuales podrían incluirse en el patrón mismo como elementos constitutivos. Como ya se ha indicado en este escrito, el conocimiento como resultado del conocer implica ser comunicado a otros por lo tanto cobra relevancia la comunicación puesto que por medio de ella se pueden lograr la articulación y el reconocimiento; ambos fundamentales para propiciar la movilización.

Es así como Braga11, considera que este patrón de conocimiento puede y debe ser utilizado por los profesionales en general, dada su importancia para el fortalecimiento de  la autonomía, la visibilidad, la gobernabilidad y la memoria. Esta misma autora considera que este patrón es el sustento de la identidad de la profesión. Y podría mencionarse que es el futuro mismo de la profesión en el sentido de que si no se hace más visible la acción y conocimiento enfermero en el cuidado de las personas, en las políticas y normas institucionales, en los contextos sociales y en los espacios de decisión y de poder; se condenará a la enfermería al retroceso histórico enmarcado por la subyugación de otras disciplinas. Visto desde esta perspectiva, el patrón de conocimiento socio-político se convierte en el motor que favorece la integración y desarrollo de los otros patrones de conocimiento.

Según Persegona et al16, este patrón debe contribuir a una visión global del enfermero como agente de cambio social y político con responsabilidades y compromisos en la defensa de la salud individual y colectiva, considerando asuntos como, el género, la diversidad, la cultura y el poder17. Pero también, una responsabilidad y compromiso con las propuestas de transformación de los contextos en los que se viven las experiencias de salud de los seres humanos y en los que se desenvuelven los campos de acción de la enfermería. También, para lograr el reconocimiento como lo menciona Persegona et al16, de las contribuciones de la enfermería a la salud en los diferentes contextos.

Finalmente, el patrón de conocimiento socio-político al igual que los demás patrones se construyen y desarrolla8, a partir de la experiencia, la conciencia y la reflexión. Así mismo, es personal y dinámico, se vive en el mundo, por lo tanto no es abstracto, facilita la interacción sobre todo porque pretende entender, encontrar significado y modificar los contextos de la enfermera y del ser humano.

CONCLUSIONES

El patrón de conocimiento socio-político es transversal; permite conocer y reconocer el contexto, tener una práctica contextualizada y favorece las transformaciones en las políticas y leyes que regulan la salud y la enfermería. De igual forma, demanda un cuidado teniendo en cuenta los entornos en los que se dan las experiencias de salud y enfermedad de las personas.
Este patrón debe considerarse adicional a los cuatro propuestos por Carper y al de Chinn y Kramer, no implícito dentro del patrón empírico, ya que a través de él se puede dar cuenta de un componente epistemológico que responde al cómo se conocen los contextos en los que se dan la práctica de la enfermería y las experiencias de salud, enfermedad y desarrollo de los sujetos de atención. Adicionalmente, como se propone en este artículo, este patrón puede tener formas propias de expresión como las normas, los planes, programas y proyectos y una credibilidad dada por la participación a través del liderazgo, la movilización y la comunicación.
Es claro entonces que ni la ciencia de la enfermería con sus teorías y modelos, ni la emancipación enfermera con la justicia y la equidad permiten la inclusión dentro de ellos del patrón de conocimiento socio-político por las particularidades que se dan en el proceso de conocer los contextos enfermeros y de la práctica enfermera.

Entendiéndolo así, el patrón de conocimiento socio-político puede ser aprehendido y comunicado, puede ser expresado y dar respuesta a cuestiones epistemológicas y ontológicas. No se puede subrogar a otro patrón ya que manifiesta características propias que favorecen el desarrollo de la enfermería desde una perspectiva global; de igual forma su credibilidad puede ser determinada a través de la participación junto con las que podrían considerarse sus características como la movilización, la comunicación y el liderazgo; en la medida que se realicen abordajes más precisos del significado de la participación en enfermería. Este patrón exige al igual que los demás, experiencia, reflexión y cambio.

Conflicto de intereses: El autor declara no tener ningún conflicto de intereses.

REFERENCIAS

  1. Chinn P, Kramer M. Nursing´s fundamental patterns of knowing. In: Integrated theory and knowledge development in nursing. 8va ed. St. Louis: Elsevier; 2011.
  2. Duran-DeVillalobos MM. Enfermeria. Desarrollo teórico e investigativo. Universidad Nacional de Colombia: Bogota; 1998.
  3. Zander PE. Ways of Knowing in Nursing: The Historical Evolution of a Concept. The fournal of Theory Construction & Testi. 2000; 11(1): 7-11.
  4. Real Academia de la Lengua Española. Diccionario de la lengua española. Madrid (España): 2015.
  5. Clements PT, Averill JB. Finding patterns of knowing in the work of Florence Nightingale. Nurs Outlook. 2006; 54(5): 268-74. http://dx.doi.org/10.1016/j.outlook.2006.06.003
  6. Carper B. Fundamental patterns of knowing in nursing. Adv Nurs Sci. 1978; 1(1): 13-23. http://dx.doi.org/10.1097/00012272-197810000-00004
  7. White J. Patterns of knowing: Review, critique, and update. Adv Nurs Sci. 1995; 17(4): 73–86. http://dx.doi.org/10.1097/00012272-199506000-00007
  8. Duran-DeVillalobos MM. La ciencia, la ética y el arte de enfermería a partir del conocimiento personal. Aquichan. 2005; 5(1): 86-95.
  9. Silva M, Samell J, Samell C. From Carper´s patterns of knowing to ways of being: an ontological philosophical shift in nursing. Adv Nurs Sci. 1995; 18(1): 1-13. http://dx.doi.org/10.1097/00012272-199509000-00002
  10. Bonis SA. Knowing in nursing: A concept analysis. J Adv Nurs. 2009; 65(6): 1328-41. http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-2648.2008.04951.x
  11. Braga-DeCamargo T, Meier MM, Ribeiro-Lacerda M, Mansano-Sarquis LM. O conhecimento socio-politico e o enfermeiro: reflexao. Online Brazilian J Nurs. 2008; 7(3).
  12. Viché M. Apuntes para la participación democrática desde el país Vasco Valenciano. En sociedad civil e instituciones democráticas. Madrid: Editorial Popular; 1989.
  13. De schutter A. Investigación participativa: una opción metodológica para la educación de adultos. Michoacán: CREFAL; 1986.
  14. Heath H. Reflection and patterns of knowin in nursing. J Adv Nurs. 1998; 27(5): 1054–59. http://dx.doi.org/10.1046/j.1365-2648.1998.00593.x
  15. Faganello-Madureira VS. Os saberes da enfermagem. Rev Bras Enferm. 2004; 57(3): 357-60. http://dx.doi.org/10.1590/S0034-71672004000300021
  16. Persegona KR, Rocha DL, Lenardt MH, Zagonel IP. O conhecimento politico na atuacao do enfermeiro. Esc Anna Nery Rev Enferm. 2009; 13(3):645-50. http://dx.doi.org/10.1590/S1414-81452009000300027
  17. Jackson JP, Clements PT, Averill JB, Zimbro K. Patterns of knowing: proposing a theory for nursing leadership. Nurs Econ. 2009; 27(3):149-59.

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.